Viejaguardia William Alberto Salamanca

DAVID Viejaguardia 0 Comentarios
Hola querida Yenly, te saludo deseando te encuentres muy bien y te agradezco por haberme tenido en cuenta para participar con un poco de mi historia en Abbott & Costello.

 
Ya han pasado muchísimos años desde que fui por primera vez A&C, lo conocí por primera vez en otro local cercano al sitio donde funciona actualmente, yo era un joven de 20 años que estaba estudiando ingles en una academia de Chapinero y una noche al finalizar la clase,con un compañero a quien igual que a mi le gustaba el rock, decidimos dar una vuelta por Chapinero, en busca de un bar de rock para escuchar música y compartir unas cervezas y prácticamente por casualidad llegamos a un pequeño bar cercano al edificio del SENA, ingresamos y el encanto fue inmediato, estuvimos un buen rato en el lugar, actividad que se repitió un par de veces mas. Posteriormente, nos enteramos que el bar se trasladaba a otro lugar, el local donde funciona actualmente. Aun tengo en mi mente el recuerdo de las mesas y sillas en madera de color amarillento natural y muy relucientes, la música y las jarras de cerveza, esa noche fuimos al bar un numeroso grupo de compañeros de estudio y disfrutamos al máximo, a partir de entonces, para mi se volvió algo rutinario asistir a A&C y a cada amigo que podía le insistía en que fuéramos a aquel hermoso bar. Cada vez que invitaba a alguna amiga a salir, no pensaba en otro lugar para llevarla a tal punto que a las chicas que no les gustaba el rock, me abstenía de invitarlas a salir, ya perdí la cuenta de a cuantas amigas y amigos invite a A&C. Me hice cliente frecuente de Abbott y se volvió una rutina cada viernes  asistir con mis dos mejores amigos de la época, Rodrigo Garcia y Omar Puerto. Al llegar al bar, Jairo nos recibía con su habitual sonrisa y amabilidad y nos tenia una mesa reservada, ya sabia que era lo que nos gustaba tomar y siempre lo tenia dispuesto para nosotros ( una botella de Brandy francés y unas latas de Heinecken) bebiendo esa mezcla explosiva llegaba la madrugada y la hora de salir, momento en el cual don Luis muy amablemente nos conseguía un taxi que nos llevara a casa y con su paternal recomendación de que nos cuidáramos mucho de los peligros de la noche.
 
Las vivencias en A&C han sido numerosas y muy hermosas, ahora, escribiendo estas lineas, se agolpan en mi cabeza numerosos recuerdos y locuras vividas en este hermoso lugar. Algo de lo mas destacado es su música, el Rock, es el mismo (Black Sabbatt, AC-DC, Led Zeppelin, Iron Madem, etc) pero la forma como era mezclado y los vídeos, no lo disfrute en ningún otro bar, pues en algunas ocasiones aisti a otros sitios a los que fui invitados, incluso en otras ciudades como Medellin o Cali, o en Venezuela o México, no he encontrado un lugar tan fantástico como Abbott & Costello. La musica, la gente que asiste, Jairo, don Luis, Yenly, Gina y el resto de personas que me atendían y me hacían sentir en familia.
 
Muchas veces cuando llegaba me gustaba subir al mezanine donde colocaban la música y con Jairo o con Willy Rock, escogíamos las tandas de música de muy suave placentera a los ritmos mas rápidos y estridentes que hacían que la gente se parara a bailar. Yo personalmente tengo muchísimas historias de todo tipo con las que podría escribir un libro. Amigos, romances, risas, tristeza, llanto, y muchos sentimientos mas que al ritmo de rock, acompañado de un brandy o una cerveza he vivido en este lugar.
 
Algo importante que puedo mencionar es que en todo el tiempo nunca se presento un hecho grave para lamentar, al contrario, a pesar de la noche, la música, el alcohol, la permanencia en el lugar era muy tranquila y siempre me sentía muy seguro y protegido.
 
Como mencione anteriormente, tengo muchas vivencias en A&C y si quieren que ahonde en alguna de ellas, me la hacen saber y les comparto alguna de ellas.
 
Yenly, te mando un abrazo con mucho cariño,       
 
       
 
 
WILLIAM ALBERTO SALAMANCA F. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de privacidad